El día de ayer, en las instalaciones de San Lázaro, se llevó acabo el foro “Espacios de Diálogo para la Mejora de la Educación de la Niñez Indígena”, con el propósito de mejorar los servicios educativos que se ofrecen a la población indígena del país, convocado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y las comisiones de Asuntos Indígenas, de Educación Pública y Asuntos Educativos, y de Derechos de la Niñez, de la Cámara de Diputados.

En el evento, al que también asistieron autoridades federales, estatales y locales de la Secretaría de Educación Pública, investigadores y expertos; se analizaron las directrices para mejorar la atención educativa de niñas, niños y adolescentes, que recientemente emitió el INEE para elevar la calidad de la educación con equidad que se ofrece a niños y jóvenes indígenas de México.

Durante la inauguración, el Presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas, diputado Cándido Coheto Martínez, destacó que el Nuevo Modelo Educativo traerá, “indudablemente, la posibilidad de que los jóvenes se preparen mejor y contribuyan al desarrollo del país” y celebró que el gobierno de la República asumiera el compromiso hacia las comunidades indígenas, ofreciéndoles una educación de calidad, donde apliquen su conocimiento, lo enriquezcan y lo conviertan en instrumentos que mejoren su calidad de vida.

El Presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas del Senado, Jorge Toledo Luis, comentó que la educación tiene que ser un canal para que se reconozca la nación pluricultural, donde se respeten las autonomías, costumbres, saberes y lenguas de los pueblos originarios.

Luego de informar que en México 21% de los mexicanos declaran ser indígenas y que de ellos siete millones tienen menos de 17 años, la Consejera Presidenta del INEE, Sylvia Schmelkes del Valle, consideró pertinente buscar una educación que destierre las actitudes discriminatorias y que, por el contrario, logre la valoración y el aprecio de nuestra diversidad.

Por su parte, el Subsecretario de Educación Básica de la SEP, Javier Treviño Cantú, dijo que la Reforma Educativa ha permitido avanzar en el mejoramiento de la infraestructura y el equipamiento de los planteles indígenas, e informó que en los próximos días, el titular de la SEP presentará la estrategia específica sobre uno de los ejes fundamentales del Nuevo Modelo Educativo, el referente a la inclusión y la equidad.

Treviño Cantú, destacó que entre 2013 y 2016, se rehabilitaron poco más de 10 mil planteles indígenas, a través de los programas de Escuela Digna y Escuelas al Cien.

Sobre los indicadores educativos, el subsecretario señaló que entre 2011 y 2015, la eficiencia terminal de la educación primaria indígena se incrementó de 88.9 a 97.1 por ciento y la tasa de reprobación se redujo 3.5 puntos porcentuales.

En su oportunidad, la Presidenta de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, Hortensia Aragón Castillo, indicó que los sectores de la población más excluidos, no sólo en educación, sino en otros rubros, son los jornaleros agrícolas migrantes y los indígenas. “México no puede seguir planteando un modelo educativo sobre una población estándar que deja en el rezago y la exclusión a sectores fundamentales”, agregó.

Al hacer uso de la palabra, el Director General del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas de la Secretaría de Cultura, Juan Gregorio Regino, consideró que el Nuevo Modelo Educativo plantea una nueva política lingüística y exhortó a los asistentes a amparar la fortaleza de los pueblos indígenas representada a través de su bilingüismo, su interculturalidad y la cultura del tequio.

Posterioremente, durante la Mesa de Trabajo: ¿Cómo podemos contribuir a la mejora de las educación indígena desde nuestros ambitos de acción? Rosalinda Morales Garza, Directora General de Educación Indígena de la SEP, anunció a los directores de educación indígena presentes, que en los próximos días a nivel nacional sus autoridades recibirán un “Sistema de Seguimiento a las Directrices”, para que la SEP concentre la serie de tareas a las que se compromenten dentro de cada una de las directrices, no solamente con los recursos que reciben a través de la Dirección General de Educación Indígena (DGEI), sino de todos los programas, que sin duda, apuntalan a ese desarrollo educativo y, esa equiparación de condiciones que requieren las escuelas indígenas.

Morales Garza, señaló que esta sistematización de datos e información, será la respuesta federal que habrá de entregarse al INEE, antes del termino de los 60 dias señalados por la norma.