La ciudad de Chihuahua fue sede del Congreso Regional Noroeste “La atención educativa a la primera infancia indígena y migrante”, en el que docentes y funcionarios de los estados de Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur, compartieron sus propuestas y experiencias para mejorar la atención a los niños y niñas indígenas, así como los migrantes.

Las actividades del congreso se desarrollarán durante los días 14,15 y 16 de febrero en el Centro de Convenciones y Exposiciones de la Ciudad, en donde se contemplan conferencias por parte de destacados especialistas en el tema de la educación indígena y migrante, además de mesas de trabajo, en donde se tendrá como tema central el enfoque de derechos y la adquisición de la lengua oral y escrita en contextos de diversidad.

El subsecretario de Planeación y Evaluación de la Secretaría de Educación y Deporte, Carlos González Herrera, dio la bienvenida a los representantes de los diferentes estados de la región noroeste del país, además señaló que la justicia social y la inclusión para indígenas y migrantes representan grandes retos para las sociedades modernas.

González Herrera destacó la importancia de estos encuentros, en los cuales se puede reflexionar sobre la educación que se les brinda a los hijos e hijas de los trabajadores agrícolas migrantes, quienes se trasladan constantemente con sus familias a lo largo de la vasta geografía nacional.

Agregó que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) calcula que alrededor de 300 mil niños y niñas se mueven con sus familias por las diferentes zonas de agricultura en el país, y a pesar de los esfuerzos que se realizan a través del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) y los programas de educación para hijos de familias migrantes, sólo se atiende al 20% de este segmento infantil.

La declaratoria inaugural de los trabajos del Congreso Regional Noroeste estuvo a cargo del subsecretario de Educación, Miguel Ángel Valdez García, quien exhortó a los asistentes a aprovechar al máximo esta reunión, ya que el principal objetivo es mejorar la educación de los miles de niños y niñas indígenas y migrantes que son atendidos diariamente en las escuelas de estos cinco estados de la república.

Valdez García señaló que un gran reto es la atención de los miles de niños y jóvenes que sean deportados o migren voluntariamente de Estados Unidos a territorio nacional, por ello se establecieron una serie de medidas que garanticen que su ingreso al sistema educativo a quien lo solicite, al eliminar trámites innecesarios y costosos, además de simplificar procesos para la revalidación de estudios.

A su vez, la Directora General de Educación Indígena de la Secretaría de Educación Pública, Rosalinda Morales Garza, agradeció que Chihuahua sea el estado anfitrión de este congreso regional, en el que se busca “hablar un lenguaje común, proponernos objetivos comunes e ir en correspondencia con la política de inclusión y equidad que plantea el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, buscando armonizar y seguir contribuyendo desde la educación indígena y migrante a la atención de la diversidad”.

La funcionaria federal comentó que el nuevo modelo educativo ha planteado a la Dirección General de Educación Indígena cómo contribuir para sostener una serie de situaciones que han sido muy virtuosas desde la aportación de esta mirada para atender a la diversidad e impactar en el conjunto del sistema educativo nacional.

Resaltó que el estado de Chihuahua ha dado pasos importantes, hace algunos años menos del 20 por ciento de los profesionales de la educación indígena tenían un grado de Licenciatura, y actualmente el 36% tienen ese grado académico y otro 22% tienen esta oportunidad porque son pasantes, lo cual les permitiría participar del programa de incentivos, que implica una serie de evaluaciones y en donde los maestros y maestras han mostrado una gran competencia.

También destacó que en Chihuahua hay una acción afirmativa muy importante que se ha emprendido en términos de recursos directos a la escuela, pues se cuenta con 210 centros escolares en la modalidad de tiempo completo, que significan más del 60% del total de las escuelas indígenas que se tienen en el estado, por lo que el tiempo adicional puede dedicarse a fortalecer tanto los aprendizajes fundamentales como a trabajar con prácticas socioculturales y las lenguas indígenas, fortaleciéndolas desde la identidad.

El objetivo general del Congreso Regional Noroeste “La atención educativa a la primera infancia indígena y migrante”, es fortalecer la coordinación nacional y regional en materia educativa al priorizar el acompañamiento docente, la equidad e inclusión educativa, mediante el desarrollo de competencias para la atención educativa de la primera infancia indígena y migrante desde un enfoque de derechos y con énfasis en la adquisición de la lengua oral y escrita, en contextos pluriculturales y plurilingües.

Este encuentro regional es organizado por la Secretaría de Educación y Deporte a través del Programa para la Inclusión y Equidad Educativa, así como por la Dirección General de Educación Indígena de la Secretaría de Educación Pública.

Durante el evento se contará con 12 participantes por cada estado (6 autoridades educativas y 6 docentes). Las entidades federativas pertenecientes a la Región Noroeste son: Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur.